129623
Xander: El rostro de los niños trans en Venezuela | En la Agenda | 2001.com.ve
 
 
 
 
2001.com.ve @2001OnLine Facebook 2001Online Aniversario 2001 2001.com.ve @2001OnLine Facebook 2001Online Aniversario 2001
04:04:48 PM 
 
 
 
 

Xander: El rostro de los niños trans en Venezuela

Foto: @Xander_Blitz
Foto: @Xander_Blitz

Redacción 2001.com.ve| Miguelangel Caballero

Recientemente la cantante venezolana Karina reveló a la opinión pública la decisión de acompañar la “transición formal y física” de su hija Hannah, hoy conocido como Xander.

Esto ha generado una serie de reacciones en los venezolanos que han mostrado su aprobación o rechazo a la decisión en primera instancia de Xander y de sus padres: Karina y Marcello Azevedo.

Ante esta lluvia de opiniones ¿Qué tanto conocen los venezolanos sobre la identidad de género, las personas trans y sus derechos en Venezuela y la etapa de transición o construcción de género?

La identidad de género, por definición, es cómo se siente una persona con respecto a su género y cómo lo manifiesta, siendo el género el estado social y legal que identifica a una persona como hombre o mujer. Una persona puede tener una identidad de género diferente a su sexo biológico y aún así sentirse a gusto con sus genitales.  

Para la vicepresidenta de la ong Fundación Reflejos de Venezuela, Ana Margarita Rojas, la decisión de Xander de querer comportarse y ser tratado como un varón es autónoma apegada a sus derechos, derechos que tiene todo niño aún cuando sus padres no estén de acuerdo. Considera que el apoyo que sus padres le han dado a Xander es lo “más sano para una familia” y en tal sentido cree que estos casos deben ser vistos desde las perspectiva del amor.

Rojas asegura que ser una persona trans “no es asunto de sexo, sino de identidad de género” y no es una enfermedad porque actualmente existe un movimiento para “despatoligizar la transexualidad”. Aclara que desde la perspectiva de los derechos humanos la genitalidad no es un aspecto determinante, por lo que los términos transgénero o transexual no son ya usados, hoy se les conoce como una personas trans.

Una persona trans, como en el caso de Xander, “quiere, piensa y siente como niño y lo único que quiere ser es un niño”, por lo que es inadecuado sexualizarlo ya en algunos casos hay personas con identidad de género contraria a su sexo biológico que se encuentran conformes con su físico, agregó.

Alertó que en América latina un 70% de los niños y adolescentes trans han pensado en el suicidio y el 30% lo ha cometido, esto refleja que la expectativa de vida oscila entre 35 y 38 años de edad, debido a que muchos son abandonados por sus familiares y se ven obligados a dejar sus hogares: algunos terminan fuera del sistema escolar, en la calles o siendo víctimas de la adicción a las drogas.

 

Ciudadanos de segunda

En Venezuela no es reconocida la identidad de una persona trans, a juicio de Rojas, el Estado ha dado pasos “muy timoratos” en el amparo y reconocimiento de los derechos ciudadanos de  homosexuales, lesbianas y personas trans. En el caso de Xander en EEUU aunque no hay una rectificación de la partida de nacimiento, si hay un reconocimiento de su identidad de género y considera que este desamparo jurídico en Venezuela convierte a estas personas en “ciudadanos de segunda”.

Aseguró que en países como Argentina se han dado pasos importantes en el reconocimiento y la integración de niños trans en la sociedad.

 

Las “personas trans somos invisibles”

Prissila Solórzano, coordinadora de activismo en Amnistía Internacional, señaló que en Venezuela jurídicamente las “personas trans son invisibles”, pues a pesar de que en el año 2010, se promulgó la nueva Ley Orgánica de Registro Civil publicada en Gaceta Oficial N°: 39264, que establece en su artículo 146 que: “toda persona podrá cambiar su nombre propio, por una sola vez (…) cuando éste sea infamante, la someta al escarnio público, atente contra su integridad moral, honor y reputación, o no se corresponda con su género, afectando así el libre desenvolvimiento de su personalidad”. Este apartado legal no especifica ninguna posibilidad de cambio de género sexual en la documentación personal.

Solórzano asegura que la discriminación en el país no es sólo jurídica, si no social, pues cada vez que una persona trans tiene que hacer trámites tan sencillos como: cobrar un cheque en un banco o registrarse en las captahuellas para comprar alimentos son víctimas del bullying porque su aspecto físico no coincide con la foto en sus cédulas de identidad. Cree que la elección de la diputada Tamara Adrián ha sido “positiva” porque hay personas en el país que quieren un cambio tanto social como jurídico para las personas trans y sexo diverso.

Indicó que el rechazo social se expresa en “el abandono familiar, el rechazo de amigos, el no poder conseguir empleo y el bullying”.

Calificó la decisión de la cantante de Karina de apoyar a Xander en la “construcción de su género” como  “maravillosa”,  porque el apoyo de la familia es muy importante en etapas tan críticas de la niñez. Si más familias apoyarán a sus hijos en estos periodos de transición “no hubiese tantas trabajadoras sexuales o en situación de calle”, puntualizó.

En tal sentido, el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en el mes de julio del año 2015,  recomendó al Estado venezolano que redoble “sus esfuerzos para combatir los estereotipos y prejuicios contra las personas LGBTI y garantizar que se prevengan los actos de discriminación y se investiguen, procesen y sancionen con penas apropiadas a quienes sean responsables de los actos de violencia en su contra de manera eficaz”.

El Comité Interamericano de  Derechos Humanos (CIDH),  instó, en 2015, al Estado a adoptar una ley de identidad de género no patologizante; a investigar con debida diligencia los delitos cometidos contra personas LGBT, y a profundizar las medidas estatales, incluyendo a través de políticas públicas a favor de personas LGBT, y sus defensores”.

 

Cifras alarmantes

La ong Acción Ciudadana Contra el Sida (Accsi), publicó en 2015 un informe sobre los crímenes de odio por orientación sexual, identidad y expresión de género, ocurridos entre 2013 y 2015, en la que concluyeron:

1.- Del 100% de los casos del grupo de la diversidad sexual reseñado, el 62% de las personas trans siguen siendo la más afectada por los asesinatos, con edades comprendidas entre los 20 y 35 años.

2.- Entre 2013 y 2015 De 18 (100%), personas agredidas: 4 (22,2%), fueron lesbianas y 2 (11,1%), gays y 12 (66,7%), casos en los cuales no se mencionó la orientación sexual de las víctimas.

3.- Desde el año 2009 al 2015 han sido asesinadas 72 personas sexo diversas.

4.- La mayoría de los asesinatos son con golpizas con objetos contundentes (tubos, palos, martillos), el 10,3% muere por apuñalamientos y el 44,8% por impactos de bala.

5-. En el 96,6% de los casos se desconoce si el crimen fue o no resuelto por las autoridades.

 

El proceso de transición de Xander

 

El médico psiquiatra y especialista en medicina y salud transgénero, Luis Madrid, afirma que para que inicie el proceso de transición en la construcción del género, deben cumplirse ciertas etapas, entre ellas:

 

La atención psicológica:

En esta etapa se debe confirmar el diagnóstico de disforia de género o inconformidad que manifiesta el infante con su cuerpo por al menos 6 meses y descartar algunas patologías que pueden confundirse con la transexualidad como: cuadros psicóticos, trastornos graves de la personalidad, algunas formas de esquizofrenia, siguiendo los protocolos de la Organización Mundial de la Salud y el de la Asociación Psiquiátrica Americana para tales fines.

 

La experiencia de vida real:

La experiencia de vida real  comprende el lapso en el que el especialista va a trabajar los cambios emocionales y sociales asociados a la construcción de la identidad de género con toda la familia. Madrid aclara que este período debe tener una duración entre 9 meses y 2 años en el cuál los padres deben acostumbrarse a tratar a su hijo de acuerdo al género que este prefiera: pueden ocurrir cambios en su vestimenta, su nombre y las actividades cotidianas y deportivas que este desee realizar.  

El período de experiencia de vida real sirve para comprobar si el niño está pasando por una “situación transitoria”, han ocurrido casos que manifiestan periodos de homosexualidad o transexualidad, transitorios, durante el camino a la pubertad.

 

Inhibición de la pubertad:

En esta etapa se busca “bloquear la pubertad o inhibirla”  con el uso de fármacos y procedimientos médicos, no quirúrgicos, supervisado por un especialista. Esto evitará las manifestaciones físicas del sexo o caracteres  secundarias de la sexualidad, en el caso de los niños: el vello en la cara, el engrosamiento de los huesos y la voz, el crecimiento muscular.

Inhibir la pubertad busca frenar los efectos de la testosterona en el niño y los estrógenos en la niña. Pues estos rasgos son más difíciles de tratar o disimular cuando ya h ocurrido la pubertad.

El especialista explicó que actualmente en Venezuela hay 7 casos de niños trans que se les está haciendo seguimiento, están en la etapa de “experiencia de vida real”,  pero requieren la autorización de la Ley de Protección del Niño, Niña y Adolescente (Lopna), para poder iniciar el proceso de inhibición de la pubertad, pues en el país no se ha legislado en esta materia.

 

Hormonización:

En esta etapa comienza el tratamiento hormonal, se usan estrógenos, antiandrógenos y bloqueadores de la testosterona, o medicamentos que actúa sobre la glándula suprarrenal, según sea el caso.

Este período de hormonización, feminización o masculinización, debe durar al menos 3 años, si se hace a temprana edad se obtiene buenos resultados. En Venezuela este proceso sólo es posible a partir de los 18 años y presentan otras complicaciones como el acceso a los medicamentos ya que también son escasos según lo informado por el médico especialista.

Madrid alerta que el proceso de hormonización puede traer consecuencias graves a la salud del paciente que pueden ser: trombosis arteriales, afectación en el hígado, problemas de presión arterial, irritabilidad, insomnio, depresión, delirio, esquizofrenia, tumores, migrañas, aparición de acné severo, resistencia a la insulina y osteoporosis.

 

La cirugía de reasignación sexual: feminización o masculinización corporal:

La cirugía de reasignación sexual ocurre cuando la disforia de género es muy intensa o hay un rechazo total de la persona a sus genitales. Esta operación “no se le recomienda a la mayoría de los pacientes, es de alto riesgo” y puede sacrificar la experiencia sexual, ya que aunque se haga el cambio de órganos sexuales la experiencia no es la misma.

Estás cirugías se dividen en dos la cirugía de la parte superior (Top surgery) que comprende la adecuación de las cualidades masculinas o femeninas del rostro, pecho o mamas y la cirugía de la parte inferior (Down surgery) que implica el cambio de los genitales, cirugía de alto riesgo.

2016-04-27


PARA COMENTAR ESTA INFORMACION DEBE LOGUEARSE EN ALGUNA DE LAS REDES SOCIALES

 
Lo Último
 
VIDEOS
Voluntarios se preparan para entrada de ayuda a Venezuela
Juan Guaidó: ¡La emergencia humanitaria y la ayuda no es una caja!
 
 
 
Enredados con 2001
 
 
 
 
 
Bloque DeArmas en línea
 
 
 
 
 
 
 
| Publicidad web | Publicidad Impreso | Directorio | Contáctenos |
© Copyright 1996 - 2019 Todos los derechos reservados a www.2001.com.ve.
Bloque Editorial Dearmas
 
Otros sitios de interés
 
 
Bloque deArmas Programación MTV Meridiano.com.ve